viernes, 29 de marzo de 2013

Pisos de Piedra: Mantenimiento


Pasen y lean…

Pisos de Piedra: Mantenimiento

Por Jazmín



El mantenimiento de las piedras tanto rústicas como pulidas es sencillo, ya sea que estén colocadas en espacios interiores como exteriores.

Lo aconsejable es limpiar con agua caliente y jabón neutro.

Nada de limpiadores que contengan componentes químicos porque pueden actuar perjudicando la piedra, que es un material natural.

Las piedras rústicas también se pueden lavar esporádicamente con hidrolavadora, sobre todo en exteriores, si lo que se quiere es quitar la suciedad que puede haberse depositado en sus poros. Hay quienes opinan que en el rubro rustico conviene que las piedras sean tratadas, luego de su colocación, con un impregnador (liquido protector que impide que las manchas penetren por los poros).

A ninguna piedra natural es necesario curarla, pero lo que sí es muy importante durante la instalación es sellarlas. Esto consiste en pasarle según las indicaciones, un producto especial a base de siliconas que no les modifique ni color ni textura y que las protegerá de mancharse fácilmente.




Consejos para limpiar manchas


La piedra, en particular el mármol, se mancha si se deja sin sellar. Como algunas manchas son difíciles de eliminar, se debe actuar rápidamente para absorberlas con un trapo blanco, sin frotar, para que no se extienda.

·         Manchas oleosas (grasa, alquitrán, aceite de cocina, leche, cosméticos, pintura al oleo). Se deben limpiar suavemente con un trapo delicado, utilizando algunos de estos productos: liquido limpiador con lavandina, detergente domestico, amoniaco o acetona.


·         Manchas orgánicas (café, té, jugos de frutas, comidas). Se debe utilizar una solución de 12% de peróxido de hidrógeno y unas gotas de amoniaco.


·         Manchas de tinta. En piedras claras se utiliza lavandina o peróxido de hidrógeno, en piedras oscuras se utiliza acetona.


·         Manchas de pintura (vinílicas, acrílicas o con látex). Deberán ser raspadas con una espátula de madera o de plástico, o en su defecto y con mucho cuidado, utilizar un cuchillo. Si se trata de un derrame de pintura muy grande, se necesitara un raspador o rasqueteador especial: esto erosionara la piedra que deberá ser pulida nuevamente.


·         Marcas y arañazos: los daños en superficies delicadas pueden ser alisados con estopa de acero; también se puede utilizar polvo para pulir mármol, disponible en comercios. En ese caso se deben seguir las instrucciones del fabricante, que por lo general aconsejan un pulido final con rueda pulidora a baja velocidad.


Algo más sobre el mármol

El mármol es un material excelente para zonas húmedas, como es impermeable y muy higiénico es especialmente indicado para usar en baños. Existe una amplia gama de acabados. Las más comunes son el pulido, con un intenso brillo, el semimate, ligeramente brillante y los afinados, que tienen un acabado más opaco. Tolera bien la maquina: las juntas pueden reducirse al mínimo.

Mantenimiento del mármol

Como otras piedras, el mármol no requiere mantenimiento. Una gamuza y agua limpia elimina la suciedad, aun la más difícil. Solo en algunas circunstancias especiales podrá necesitar un lavado con un jabón que no contenga sulfatos.



Te invito a que sigas leyendo sobre este tema en:



Gracias.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...