martes, 4 de marzo de 2014

MESA ROJA

Así la compré.
Blanca, desnuda de todo vestido.
Una simple mesa de pino.
Apenas lijada.

De 0,80 por 0,40 cm.
2 Cajones.
Patas curvas.




La lije.... hasta el cansancio.
La pinté con latex borgoña (si latex, pintura al agua) para que la base no sea tan clara y el color definitivo no sea tan brillante.



Después... ¿adivinen?...
La volví a lijar, hasta el cansancio, otra vez....

Y le pinté la tapa de arriba con barniz protector de madera que es impermeabilizante.
2 manos o 3???
(ya no me acuerdo....)





5 días después de que se secó,
(la humedad en Buenos Aires es elevada)...
la pinté toda, menos la tapa, con esmalte sintético color bermellón.
Le dí 2 manos de pintura, hasta que me gustó el resultado.






La dejé secar muy bien... y sobre todo esperé a que el olor de la pintura se digne a partir...


Después tomé la cámara de fotos y empecé a disfrutar de mi mesita.






Me di cuenta que con todos los colores queda bien.
Con el amarillo me tomé un café.






Con el azul y verde, recordé el mar...







Hasta un pequeño cuadro que pinté hace mucho, le hace buena compañía.


Y eso es todo...

Estoy contenta con el resultado.
Es alegre y le da a mi living, un toque de color que le hacía falta.





Gracias por visitarme y comentar las entradas,
siempre es un placer leerlas.

María.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...