viernes, 23 de agosto de 2013

COLGAR CUADROS (Parte I)



Pasen y lean...
Todo lo que hay que saber a la hora de colgar cuadros.

Por Jazmín

Colgar cuadros

Generalmente pensamos que para colgar cuadros necesitamos tener una colección de arte, pero nada más lejos de eso.

Fotografías en blanco y negro o en color, dibujos de nuestros hijos, cuadros y obras de arte pueden combinarse perfectamente siguiendo algunos criterios.

Aunque no tengamos experiencia en la materia podemos lograr una decoración adecuada.

A continuación, consejos para que tus obras hagan de tu hogar un lugar hermoso para disfrutar.




La altura correcta

La altura de los cuadros en una habitación debe guardar cierta coherencia.
Se debería poder trazar una línea imaginaria que cruce al medio de todos los cuadros. Salvo que se quiere lograr un efecto particular, los cuadros tienen que permanecer todos ellos a una altura promedio del suelo.

  • Una regla básica en distribución de cuadros es mantenerlos a la altura del observador, al nivel de los ojos.
  • Colgar los cuadros demasiado altos forzando el punto de vista no es una buena opción.
  • Se dice que la mejor forma de disfrutar un cuadro es cuando se lo ve desde una posición sentado.
  • Si se lo coloca muy alto puede parecer que esta flotando, en poca relación con el ambiente.


La forma de organizarlos

Las obras de mayor importancia deben ocupar un lugar destacado, preferiblemente una pared vacía, sobre todo si tiene un tamaño importante.

Las obras pequeñas deben ser agrupadas y organizadas en una sola pared.

  • Lo ideal es crear un eje y al colgarlos respetar esa línea colocándolos armoniosamente.
  • Un cuadro colgado sobre un mueble bajo (un sillón, cama, cómoda o dresoire) no debe quedar pegado al mueble y mucho menos acercarlo al techo.
  • Una regla es colocarlo separado del respaldo al menos por unos 45cm.
  • La relación siempre debe ser que el cuadro esté más cerca del mueble que del techo, para no sentir que está flotando.
  • Un cuadro colocado sobre un mueble nunca debe ser más ancho que el ancho del mueble.
  • Sobre un sillón de dos o más cuerpos siempre es conveniente colocar un cuadro horizontal, ya que una disposición vertical compite con el sillón y crea desproporción.
  • Si queremos lograr un diseño más dinámico entonces podemos no centrar el cuadro con el mueble, sino colocarlo en uno de los extremos.

Ubicarlos por áreas

Como los cuadros llaman nuestra atención, un método adecuado para colgar los cuadros es organizarlos por áreas.

Las áreas se construyen a partir de un cuadro o un grupo de cuadros, por ejemplo:
Un gran cuadro sobre el sillón sin una competencia demasiado cerca.

Un grupo informal de cuadros de distintos tamaños atrayendo nuestra atención por su dinamismo. Una línea de cuadros todos del mismo tamaño, etc.


El espacio entre los cuadros

Al agrupar cuadros se debe dejar siempre un espacio razonable entre sí, nunca ponerlos muy pegados.
Cuanto más chicos sean los cuadros menor será la distancia entre ellos.

Por el contrario, cuanto más grandes sean los cuadros mayor la distancia que los separe.
Nunca el ancho de los cuadros debe ser menor al espacio entre ellos.








Te invito a seguir leyendo sobre este tema en:

http://www.eltallerdejazmin.com/

Buen fin de semana!!
Gracias por visitarme.
María.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...